Entre la cerveza y la pared: Olañeta, cerveza de aki, la ostia!

En primer lugar agradecer a Pablo la disponibilidad y el buen hacer para que pudiésemos catar las cervezas. Siempre es un placer tratar con gente así. Gracias a Twiter, Licorera Vasca Olañeta SL nos encontró y en un tita nos pusimos en contacto. Me llamó Pablo y me dijo:
– Te mando las botellas para que las cates. (No voy a ser yo quien se resista a tan buena oferta).

Olañeta Ale Rubia

Estuvimos hablando de un poco de esto y de lo otro, de la historia de Licorera Vasca Olañeta SL, de sus planes como empresa y de la necesidad de adaptarse a este nuevo mercado en el que la especialización en cervezas es la moda. En el DV publicaron hace poco un artículo donde explican todo esto muy bien.

Entre la cerveza y la pared: Olañeta Ale rubia:

La ficha de cata que tienen en su web es perfecta en cuanto aspectos técnicos, así que os pongo el enlace para que podáis verla: Ficha de cata Olañeta Ale Rubia

Olañeta ale Rubia

Personalmente:
La espuma es poco persistente algo normal ya que las ales suelen ser poco gasificadas, el color arenoso muy turbio debido a la no pasteurización ni filtrado me gusta, le da cuerpo visualmente. Tiene un olor muy suave con un ligero aroma a lúpulo. En boca me da un toque dulce muy liego y como el olor una sensación a lúpulo muy disimulada, pero buena. Es la primera cerveza del blog que recomendaría para acompañar toda una comida. No había pasado esto ya que las catas han sido de cervezas más potentes de sabor. A esta si que la veo como una candidata muy buena para cualquier tipo de comida desde una ensalada a unos macarrones, carnes, etc… eso si, no la veo de postre.

Entre la cerveza y la pared: Olañeta Ale Tostada:

Como he dicho antes la ficha de cata que tienen en su web es muy completa, así que os pongo el enlace para que podáis verla: Ficha de cata Olañeta Ale Tostada

Olañeta Ale Tostada

Personalmente:
La espuma es poco persistente, color tostado como indica su nombre, yo la encajaría en la familia de las Mild Ale, igual que a su hermana rubia. Sinceramente y por no repetirme le encuentro muchas similitudes con la rubia siendo la primera la que más me ha convencido. Esperaba más sabor de la tostada, más quemado, para mi paladar era difícil apreciar el tostado de la malta por separado del lúpulo. (Hay que decir que me considero de paladar de perro, eso si se lo que me gusta!) Esa mezcla sin sobrepasarse ninguno de los dos ingredientes principales me ha gustado.

Como soy un gran amante de las cervezas de trigo, la rubia con ese punto que le da el no filtrado me ha gustado mucho para mi la campeona de estas dos sin desmerecer a la tostada.

Ante todo, me quito el sombreo ante gente como los hermanos Olañeta capaces de avanzar con los tiempos para que la empresa cambie a la vez que las necesidades de los consumidores. Y meterse en este proyecto de la cerveza para crear cerveza artesana de aquí, ánimo!

Ya se que es difícil meter nuevas recetas pero como ya he dicho soy un amante del trigo, para cuando una Weizenbier?

Muchas gracias Pablo.

SALUD!

Anuncios