Presentación en sociedad de la cerveza artesana de La Quince Brewery

Este fin de semana hemos tenido la oportunidad de tener entre nosotros a los chicos de La Quince Brewery. Gracias al club Gastrosherpa BeerClub y el bar Aukera pudimos disfrutar de una tarde temática de cervezas artesanales creadas por estos apasionados del mundo cervecero. Estos Brewilders son tres primos que están comercializando dos referencias, la Llipa y la Saison Reggae.

La cita era a media tarde del sábado, durante una hora, perfecto pero el tiempo me pareció escaso. Yo le habría dado un poquito más de duración al evento. Ya sé que el bar tenía que estar preparado para las cenas que había que ofrecer a la noche pero es lo único que me faltó, un poquito más de tiempo.

La verdad es que tenía muchas ganas de ir a esta presentación, primero porque ya conocía de antemano a Jacobo, Juan y Nacho (los chicos de La Quince) y porque sabía qué personajes iban a asistir al evento. Digo personajes, y lo digo con todo el cariño y aprecio del mundo e incluyéndome a mí en el pack, por supuesto. Según voy coincidiendo con ellos van formando parte de ese grupo de personas que te alegra encontrarte por la calle o en un bar. Bien por su humor, su sabiduría cervecil o simplemente porque te alegra encontrarte con gente que comparte tus aficiones y gustos. Entre ellos estaban Andoni y compañía de Gross, David Otxoa, Carlos Belío, Fernando ‘el Embajador de la Huerta’, Álvaro y compañía de Balcon Brewing, y demás anónimos que estábamos por allí disfrutando de la cerveza artesana de La Quince Brewing.

La cata/presentación estuvo muy bien dirigida por los chicos de La Quince que se movían por las mesas de aquí para allá explicando la elaboración y propiedades de las birras de una manera muy fácil de entender y atendiendo a las dudas de los asistentes.

Os dejo unas fotos que ilustran lo ‘mal’ que lo pasamos:

Centrándome en el producto, la Llipa es una IPA de 100 Ibus con una potencia aromática bestial y que creo que tiene mucho que decir en el panorama artesano nacional. Y la Saison Reggae es una Saison con toque especiado de pimienta y que recomiendo a los amantes del trigo para cambiar un poco de registro, a mí personalmente me tiene ganado el paladar. No quiero entrar más en detalle ya que las dos tendrán su artículo en la sección “Entre la cerveza y la pared” donde se analizarán en profundidad. Pudimos catar también una Brown Ale con boletus que no terminó de despuntar, hay que decir que era un experimento y se agradece que nos dejen catar esas cosas que normalmente quedan de puertas adentro. Y una Imperial Porter que a la gente le gustó bastante. Yo tengo una bien guardada que me regaló Jacobo cuando le conocí en septiembre.

Para acompañar la presentación el Bar Aukera nos sorprendió con pitxos de tortilla de patata, morcilla de arroz con pimiento, ración de Bravas y tarta de chocolate, muy buenos todos. Aupa el #aukerismo.

En definitiva, una experiencia cojonuda. La cata con las birras y los pintxos nos salió por 10 euros, un precio excelente.

Salud!

Anuncios