Entre la cerveza y la pared: Sierra Nevada Porter una Porter venida desde California

Sierra Nevada Brewing es la fabricante de esta cerveza Porter. Situados en California, son unos de los pioneros artesanos que con el paso del tiempo y el éxito comercial han pasado a la elaboración ‘industrial’. Desde que en 1981 Ken Grossman y Paul Camusi, amantes de la cerveza artesana, decidieron comercializar su cerveza Pale Ale se han convertido en referencia mundial de este tipo de birras, dando a conocer al aficionado todo tipo de referencias siendo la Pale Ale su buque insignia. Desde su web podéis ver las variedades de cervezas que fabrican de las cuales nos llegan poco menos de la mitad. En los establecimientos/bares que frecuento,  puedes encontrar la Stout, la Porter, la Pale Ale y la Torpedo si tienes suerte.

sierranevadaPorter

El estilo Porter es típico de Gran Bretaña. Impulsado en la revolución industrial  para dar a los trabajadores una bebida que fuera nutritiva, consistente y de sabor agradable. Sus primeras apariciones como cerveza elaborada son de 1722 en Londres. Parece que la denominación ‘porter’ viene de los mozos encargados de repartir cerveza en los andenes de las estaciones de tren. Cuando alguien quería una cerveza gritaba “¡PORTER!”. De esta costumbre parece que ha derivado el nombre de los porteadores al estilo de cerveza.

Entre la cerveza y la pared: Sierra Nevada Porter una Porter venida desde California

Bueno, vamos con el análisis de la Sierra Nevada Porter con 5.6% de graduación alcohólica. Su aspecto es muy oscuro por el tostado de la malta, pero no totalmente negro. Cabe decir que pese a su tono oscuro es una cerveza limpia nada turbia. La espuma es poco persistente, igual por un fallo a la hora de servirla de no hacerlo en dos tiempos, aun y todo, la espuma que forma en su corona es densa tirando a marrón.

El olor es azucarado, la malta tostada deja ese característico aroma dulce, pero hay un matiz a vainilla o algo parecido que le da un toque muy distintivo respecto a la Stout de esta misma marca.

El sabor es muy equilibrado, incluso demasiado plano; esperaba algo de esas notas a vainilla que aparecen en la nariz en la boca. Es una Porter con ese toque torrefacto del tostado del cereal, en cuanto te la metes en la boca se nota el sabor a café. Si le ofreces a alguien que no ha tomado una cerveza de este tipo lo que te va decir es que sabe como a café y posiblemente un amante al café puede que la encuentre cuanto menos curiosa. Para los que tengan la tensión alta y sean amantes del café, me parece un sustituto de altura para tomar después de una buena comida mientras charlas con los amigos y te tomes un buen pedazo de tarta, si es de chocolate mejor.

Para acabar, me gustaría indicar que me ha parecido una cerveza de trago amable muy fácil de beber, pero que le falta un puntito de sorpresa en boca respecto a las expectativas de olor que genera. Os dejo con la descripción de la propia cervecera sobre su birra:

“Porters were invented as a fortifying drink for the rough-and-tumble working class of London’s bustling markets. It was brewed for good folks with calluses on their hands, doing work that needed to be done. We salute those working-class heroes with our classic Porter, brewed in the hop-forward American style and featuring a depth of malt flavor and complexity with roasted notes of black coffee and cocoa.”

Salud!

Anuncios