Entre la cerveza y la pared: Sierra Nevada Pale Ale, ese amigo/a que nunca te falla

Como comenté en el anterior “entre la cerveza y la pared”, llega el turno de esta chica de California que a todos nos gusta y a nadie desagrada.

Las Pale Ale son cervezas típicas de la zona centro y norte de Inglaterra en zonas colindantes con el río Trent. Como sabéis el agua es uno de los elementos claves en la elaboración de las cervezas y este agua se caracteriza por tener un alto contenido en sulfatos de calcio que da un carácter especial a este tipo de cervezas. Las Pale Ale son la base de las IPA así que si las ipas te parecen demasiado amargas para tu gusto puede que tu cerveza sea la Sierra Nevada Pale Ale.

sierranevadapALEaLESierra Nevada Brewing ha contribuido con su Pale Ale a que muchos de nosotros conozcamos de primera mano al señor Cascade. Un tipo de lúpulo de origen estadounidense  cruce de Fuggle con una variedad rusa con matices a pomelo y a pino tanto en el aroma como en el sabor. Esta Pale Ale ha sido la inspiración de miles de cerveceros caseros y no tan caseros para intentar hacer algo parecido o crear variedades partiendo de esta receta.

Entre la cerveza y la pared:Sierra Nevada Pale Ale, ese amigo/a que nunca te falla

Una Pale Ale de California con 5,6%.
Su aspecto es  de color pajizo y limpio. Brilla en la copa, se ve que tiene vida. Las burbujas son finas y suben hacia la superficie de distintas alturas de la copa (en el vídeo se puede apreciar un grupo de burbujas que nacen de la parte media del vaso). La espuma es de color blanco hueso, abundante al servirla pero poco persistente, este vaso deja escapar a la espuma muy rápidamente.

El olor es sutil, al principio. En frío cuesta diferenciar esos matices que le da el lúpulo Cascade de pomelo. Quizás el pino se puede notar algo más aunque a mí me cuesta muchísimo distinguirlos. A medida que la cerveza va templando esos aromas se van haciendo más reconocibles.

El sabor es muy equilibrado, en boca el carbónico es el exacto y esta cerveza tiene cuerpo. Lo mismo que el aroma, el sabor va acentuándose con el paso de los minutos. No esperéis encontrar una explosión de sabor a lúpulo porque esta cerveza no es eso. Sí que tiene un toque muy fresco y sabores dulces enmascarados en el amargor del lúpulo. A mí me gusta darle un buen trago y llenarte la boca con ella, mantenerla unos segundos y después tragarla. Mientras conservas la cerveza en la boca, y sobre todo después de tragarla, hay una fiesta para todas tus pupilas gustativas. Igual alguno piensa que esto es una catetada pero a mí me encanta hacerlo con las cervezas “suaves”.

Para concluir: Es una cerveza muy fácil de beber, yo exigiría a Sierra Nevada la botella de 0.5l que las de 33 cl se me quedan pequeñas ;-). Os dejo con la explicación de su web:

The beginning. A classic. Our most popular beer.
Pale Ale began as a home brewer’s dream, grew into an icon, and inspired countless brewers to follow a passion of their own. Its unique piney and grapefruit aromas from the use of whole-cone American hops have fascinated beer drinkers for decades and made this beer a classic, yet it remains new, complex and surprising to thousands of beer drinkers every day. It is—as it always has been—all natural, bottle conditioned and refreshingly bold.

Salud!

Anuncios