Entre la cerveza y pared: Falken Nuclear Hophead, súbete al misil del lúpulo

Post dedicado a una cerveza que no conocía y desde hace un par de meses es como de la familia. Digo hace un par de meses, justo el tiempo que ha pasado desde que se organizó en el Never Stop (cervecería de Donostia) su presentación entre la sociedad donostiarra.  Lo recuerdo como un muy buen sábado donde nos juntamos algunos de los acólitos de la birra de la zona y pudimos disfrutar de la presencia de Óscar, el BrewMaster de Falken, y recibir explicaciones de primerísima mano. Fue un buen día como siempre que el momento o la situación te hace coincidir con gente que disfruta de la buena cerveza.

Os dejo la descripción de Falken que tiene en su Facebook, me parece más que correcta:

Falken Brewing es una cervecera independiente ubicada en Vitoria. Un proyecto que nace con ganas e ilusión alrededor del concepto “Cuckoo Brewing”: sin fábrica propia y con producciones limitadas, comprometiéndose con los valores de calidad, frescura y creatividad que el cliente demanda.
Desde Falken Brewing te ofrecemos la cerveza como siempre debió ser, artesanal, desinhibida, orientada a los sentidos, y con un único fin: Que el placer no ocupe lugar.
“The only winning move… craft beer!!”
falkenNuclear
He de decir que de las tres variedades (Siberian Coast, una Pale Ale; Nuclear HopHead, la IPA; y la 1UP, una Imperial  red IPA) que he podido probar de Falken Brewing esta Nuclear Hophead es la que más me gusta, sin desmerecer a sus dos hermanitas, una más suave y la otra con más carácter que promete una vida extra, pero como te tomes un par a ver si encuentras la vida extra.

Entre la cerveza y pared: Falken Nuclear Hophead, súbete al misil del lúpulo


Esta señorita es una IPA de Falken Brewing con 7% en botella de 33 cl. y con 75 Ibus

El aspecto es un poco turbio con algo de poso y bastantes burbujas que emergen hacia la superficie con rabia, formando una espuma cremosa y densa. El color es cobrizo tirando a marrón.

El olor es al principio ácido y luego dulce, con el típico amargor de una IPA para terminar (Cascade y Chinhook).

El sabor es muy seco. Los lúpulos se notan en boca de una manera bestial. Está bastante carbonatada, lo que hace que el lúpulo cobre todavía más protagonismo, un efecto que puede llegar a cansar. La carbonatación de esta botella me resulta excesiva, ya que es difícil retenerla en la boca durante unos segundos, habiendo probado más botellas de esta Nuclear Hophead que estaba menos carbonatada. He de decir que me encanta la combinación entre el cuerpo y la fuerza de los lúpulos que tiene. Deja un rastro un poco seco en la boca que puede desagradar un poco.

En resumen, una IPA totalmente aconsejable para los que busquen amargor y potencia de lúpulo en una cerveza. Así que si avistáis algún misil de éstos en alguna tienda no dudéis en cargar vuestras neveras con esta IPA Nuclear Hophead.

Salud!