II Feria de la cerveza de Estebenea jatetxea

Este fin de semana ha sido la feria de Noblejas, a la cual, muy a mi pesar, no he podido asistir. Antes de que se cambiase de fecha allá por julio, creo, planeamos un viaje para ir pero como se retrasó nos contentamos  con visitar Madrid y sus múltiples posibilidades cerveceras. Gracias a los blogueros y marcas asistentes puedo ver que fue todo un éxito.

Como reza el título del post, acudí con mis amigos a la feria que organizaron por segundo año consecutivo en el restaurante Estebenea en el barrio de Olaberria de Irun. Una incógnita en cuanto a sitio, birras, ambiente y comida. La única información que tenía era que presentaban una nueva marca de cerveza hecha en Irún la Bidassoa Basque Brewing.

Bueno, tras alguna indicación de la gente que más menos conocía dónde estaba, decidimos ir en tren a Irun para evitar coger el coche y darnos un paseo hasta el citado lugar. El paseo no es excesivamente largo, pero sí que el último tramo se hace un poco peligroso por la ausencia de aceras, tampoco hay mucho tráfico y nosotros lo hicimos de día así que no hubo problema.

Cuando llegamos, sobre las ocho de la tarde, nos dimos cuenta de que el paseo mereció la pena. Siendo sincero, no me importaría nada tener que darme ese paseo todos los viernes para repetir lo vivido el finde anterior. Las mesas y sillas esperaban ser ocupadas por ‘kuadrillas’ de amigos y amigas para degustar la amplia variedad de cervezas y platos que ofrecían en el restaurante Estebenea.

Bueno, entrando en situación y sentados en la mesa con una buena temperatura y rodeados de naturaleza, aire sano y cerveza, nos pusimos a ello. Primero una de trigo blanco para quitar la sed. Según estaba oteando los cañeros vi que tenían una colaboración de Brewdog y Stone Brewing. No recuerdo su nombre pero si lo que me dijo el camarero: “Han intentado hacer una IPA pero para mi gusto no han llegado” Pedí una caña y confirme las palabras del camarero,  Igor creo que se llamaba, un tío muy majo que no tenia ningún reparo en explicarte todas las cervezas que tenían y aconsejar a los indecisos o los sorprendidos por tanta variedad. También catamos una Stout de BrewDog, unas cuantas pintas de Jack Hammer, Gross,  Hopus, Trippel Karmeliet y alguna que otra más.

En cuanto a las de Bidassoa Basque Brewing que tenía ganas de probar, las caté ya avanzada la noche y no las primeras, que hubiera sido lo suyo para tener un buen recuerdo, pero me dejaron muy buena sensación. Hace un tiempo coincidí con tres de los cuatro integrantes que forman el equipo de BBB en el Never Stop de Donostia, donde me informaron de sus planes y de estaban desarrollando el proyecto que estos días está viendo la luz. Hace un par de meses vimos la brewery que están montando. Y espero ansioso la inauguración de las instalaciones. Cuantas más variedades de cerveza haya mejor y si son de aquí cerca, todavía mejor 😉

El resto de la noche pasó entre pintas, comida y buena compañía, todo una FERIA en letras mayúsculas. La única pega que le encontramos es que solo había un camarero atendiendo los cañeros y para pedir una cerveza en el momento álgido de la tarde te pasabas como unos diez minutos.

A modo de resumen, se puede decir que de las ferias de por aquí cerca me ha parecido la mejor con diferencia, por la variedad de cervezas y de estilos, algo que se agradece profundamente. Es el segundo año y a mí ya me tienen ganado, muchas gracias a Estebenea Jatetxea por organizar y a distribuidores como Zapiain por surtir.

Salud!

Anuncios