Mi beerano cervecero

Como reza el título del post os dejo un pequeño resumen de este verano cervecero. Este año me he animado a participar en la iniciativa de Lupuloadicto blog de cervezas que nos insta a compartir un post con las experiencias birreras del verano. También hay una sección para las fotos que publicará en su facebook, estar atentos para elegir la que más os guste.

Beerano 2015


No sé exactamente dónde empieza el verano, pero sí que sé dónde empieza el beerano para mí. Viviendo en el norte, en Donostia más concretamente, ir a tomar una caña a una terraza no es algo fácil durante muchos meses del año. Yo creo que para mí empieza el beerano cuando puedes salir a disfrutar de una buena birra al aire libre.

Marquemos el inicio del verano con el anuncio de Estrella… No, no, mejor dejémoslo en la noche de San Juan. Esta noche, aunque al día siguiente toque currar, siempre me anima a tomarme unas cervecitas con mis amigos. Es un momento en que terminas encontrándote alrededor de la hoguera con conocidos, amigos y familiares, un bonito día para marcar el comienzo del verano y que, joder, casualmente es lo que siempre ha sido. Os ruego no marcar el comienzo del verano con el anuncio de la cerveza que todos los años nos dice cómo tiene que ser un verano guay. Es un tema que me tiene entre irritado, quemado y, por qué no decirlo, con un poco de envidia. Y creo que hace falta tratarlo. Es más, os voy a contar lo que no es un beerano:

Un beerano no es estar con con tu cuadrilla de tíos y tías perfectos en una casa de Ibiza.

Una comida en beerano no puede tener cuatro putas birras para seis personas. ¡En una buena comida de beerano en vacaciones por lo menos tiene que haber cuatro litros para cada!

Si por algún casual tus colegas conocen a una o unas guiris y tú no estás porque tenías tal resaca el día anterior que no te podías ni mover, seguramente ni le veas el pelo ya que se habrá ido espantada debido a los modales exquisitos de una manada de orcos borrachos, tus amigos. Y no esperes que vayan al piso-cueva donde vives tu “beerano” con tus colegas entre cascos de botella y latas, a comer una paella en el balcón que no tienes.

Un beerano no es convertirte por arte de magia en el protagonista de todos los días por saber datos más o menos relevantes sobre todo los grupos de música, pelis y demás. Un beerano es recitar de norte a sur todas las cerveceras de la Costa Este de los Estados Unidos.

Y por último un beerano no es lo que nos venden en ese anuncio de la televisión. Un beerano es el que cada uno nos podemos permitir, siempre disfrutando de la buena birra, la buena vida y de los amigos. Por si alguien tiene alguna duda, estaba hablando del anuncio de Estrella, que cada año es mejor.

Por desgracia yo no me he podido ir de vacaciones este verano excepto un par de escapadas, pero, eso sí, me he recorrido todos los bares y terrazas buscando hasta en el último sitio con craftbeer en Donostia y alrededores. He leído posts de otros años de auténticos beeranos cerveceros por toda la geografía española y parte del extranjero, degustando manjares líquidos a la mano de muy pocos mortales, pero por desgracia para mí estas rutas tendrán que esperar un poco.

En este 2015 por el norte hemos tenido muchas ferias de la cerveza, de las de toda la vida. Pero cada vez son más y más las asociaciones, bares especializados y gente a la que les da por organizar saraos birreros de más nivel y calidad, lo cual es de agradecer.

Junto con estas ferias he acudido alguna cena ‘Meet the Brewers’, presentaciones de birras locales como Gross, las visitas de La Quince por San Sebastián, los sanfermines en el Manneken y el Naparbier, la Semana Grande con los amigos en las terrazas de bares de Donostia donde poder tomar craftbeer y ver los fuegos artificiales y la visita al 5º aniversario del Manneken forman mi beerano. Como broche me invitaron a ser juez en un concurso de homebrewing de la Txingudi Beer Week, una nueva experiencia, y ayer para cerrar estuvimos en la inauguración de la fábrica de Basqueland Brewing Project.

Todavía quedan un par de saraos con buen tiempo seguro. Pero en todos y cada uno de estos sitios aparte da la cerveza y los amigos tenían un denominador común, gente que le apasiona la cerveza de calidad. Gente que no sé por qué siempre es maja, gente que me cae bien, gente con la que siempre que te vuelves a encontrar, birra en mano, no hace falta que te acuerdes de su nombre porque te vas a entender con ellos casi sin palabras.

Como soy muy de Instagram os dejo una pequeña galería que contiene un 10% de mi beerano, si quieres ver más, mi Instagram Infobirras

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Me he dado cuenta que al final no ha sido tan diferente del anuncio, pero a nuestra manera y por muchos beeranos.

Anuncios