Olajauna taberna

Cada día son más los bares que apuestan por la cerveza de calidad. Algunos de estos bares ya tienen una tradición cervecera antes de que empezase este “boom” por la cerveza. Pero esta ola de nuevos sabores y estilos está llenando las neveras y los grifos de cervecerías tradicionales con todo una gran variedad de birras que no se pueden dejar pasar.
olajauna620x450
Uno de estos txokos es Olajauna Taberna, una cervecería situada en Andoain que desde 2012 está inculcando la cultura de la cerveza por Tolosaldea . El Olajauna es un bar pequeñito situado en el bajo de una casa junto al río Oria y que los chicos del Olajauna han sabido aprovechar para colocar una terraza cojonuda junto a la margen del río. Sinceramente he estado hace poco, en invierno y prácticamente de noche y se estaba muy a gusto. Me encanta imaginarla en primavera o verano, porque seguro que no tiene nada que envidiar a cualquier Biergarten de Baviera.

En el Olajauna se pueden encontrar unas 60 referencias en botella de todos los estilos y seis grifos en los que predominan las cervezas clásicas, sobre todo las belgas potentes. El día que visité el bar con unos amigos tuvimos la suerte de catar en barril la Gulden Draak Brewmaster’s Reserve en la copa de huevo de dragón, una delicia de birra y de copa. La mayoría de las cervezas nos las sirvieron en su copa o vaso, cosa de agradecer. Para hacerse una idea de la variedad que más o menos disponen, os enumero algunas de la birras que pudimos catar: la deliciosa Gulden, la Hop Hunters y la Torpedo de Sierra Nevada, la Corne en su copa en forma de cuerno, la ZZ de Naparbier de grifo, las dos Westmalle, la Hop Hunters colaboración entre BBB, Drunken Bros, Gross y La Quince Brewery y alguna que otra más que ahora mismo no me acuerdo.

El Olajauna es un bar que tiene muy buen ambiente. Como en todos los garitos cerveceros, la gente se junta a tomarse unas birras y las sonrisas y el buen rollo se ven en cualquiera de las direcciones que mires. Tuve el placer de poder charlar un rato con Iban, uno de los socios del bar, un tío muy majo de conversación agradable y muy agradecido con sus parroquianos. Si seguís su facebook podréis ver que estos elementos se mueven mucho y que cada dos por tres tienen una fiestecilla/presentación de alguna marca de birra, conciertos en el bar o esos típicos saraos erótico-birreros que tanto nos gustan a los cerveceros.

El Olajauna me parece un lugar por el que merece la pena desplazarse unos kilómetros y tomarse una cañita o dos de buena birra y disfrutar del ambiente, el buen trato y la terraza.

 

 

Anuncios