3° encuentro cervezero

Más o menos una vez al año un muy buen hombre llamado Javi hace de hilo conductor para juntar en una comida a los dueños de los bares, a los brewers y a los que nos gusta la birra.

Una iniciativa de un amante de la buena cerveza que hace tres años juntaba a unas pocas personas del ámbito de la cerveza artesana en la sociedad de Mons y que ha evolucionado a un verdadero encuentro cervecero de brewers, hosteleros del País Vasco y alrededores y de un puñado de privilegiados que pudimos disfrutar de tomar birras de primera junto con las personas que las hacen, venden y conocen todos los secretos de las cervezas artesanas.

Seguro que más de uno piensa que cualquier feria de la cerveza que se organiza por aquí es mejor que esta reunión de “frikis” de la birra. La verdad es que yo soy un gran aficionado a las ferias de la cerveza, me encanta tomarme unas buenas pintas de cerveza en compañía de mis amigos y disfrutar del clásico codillo o las salchichas. Pero lo que vivimos hace unos días nada tiene que ver con estas ferias a las que estamos acostumbrados.

Para hacerse una idea de la capacidad de concentración de cerveza y cervecero por metro cuadrado de este “elemento” que es Javi, os cuento: Seguro que me dejo a alguien, que me perdone, y como estos post se pueden comentar que deje un comentario y le incluiré gustosamente.

En las mesas podías encontrar a gente de Mala Gissona, Laugar, Zarautz Beer, Bidassoa Basque Brewery, Gross, Califa, Basqueland Brewing Project y algunos que no pudieron venir y que echamos mucho de menos como La quince Brewery y Drunken Bross. En cuanto a hostelería de Donostia, de la gente que apuesta por la cerveza artesana detrás de su barra estaba presente, Drop, bar Txiki, Akerbeltz, Minuto y medio, Scanner, Bar Desy, Mala Gissona (Bar)  junto con Liteo y Txomin de distribución Sobrinos de Amador Aldama y algún otro hostelero más que se me escapa.

Para rellenar faltaban los consumidores Exclusivas Delgado, Bodega Mendieta, Gipuzkoa Dardoak, Revolutonary Brothers Music y otros “yonkis” de la craftbeer y clásicos de los saraos birreros de la ciudad que completamos los huecos que había entre mesa y mesa.

La comida fue perfecta para el día lluvioso y con mucho viento que hubo: caldo, chorizo y morcilla, carrilleras de ternera con puré de patata y tarta de postre. Un menú que los 4 cocineros, Javier, los Albertos y Mikel, bordaron fue delicioso. El producto cárnico vino de CARNICERÍA MAITE de Intxaurrondo.

Para comer todos estos manjares había que acompañarlos con birra, mucha birra:

 

  1. Moon Ipa, Ipa (Gross)
  2. Shakeltonw, Ipa (Mala Gissona)
  3. Mugalari, Apa (BBB)
  4. Menosca, Porter (Zarautz)
  5. Albin, Russian Imperial Stout (BBP)
  6. Aupa Tovarisch, Russian Imperial Stout (Lau Gar)
  7. Sweet Dreams, Barley wine (La Quince + Humulus Lupulus) 

El conjunto de comida, birra y compañía fue perfecto. Por parte de la organización, un trabajo ejecutado como unos verdaderos profesionales con un servicio excelente.

Una de las mejores comidas en las que puedes estar, rodeado de buena gente del mundo de la cerveza, un auténtico sueño que espero se repita el año que viene y pueda estar para volver a contarlo. Os dejo con unas fotos que dan fe de mis palabras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Algunas de las fotos me las ha pasado Javi y no conozco la fuente, agradecido a los autores y si hay algún problema ponerse en contacto.

Anuncios